¡Bienvenidos!

Hoy os traemos un artículo sobre como ahorrar, más de un 20%. El frío ha tardado en llegar pero ha llegado, y con fuerza. Por eso os contamos como ahorrar y que no se dispare nuestro recibo de luz.

En primer lugar, hay que saber que el ahorro comienza desde el exterior, es decir, es necesario un buen aislamiento para reducir hasta un 40% el consumo de energía.

El presidente de Agremia (Asociación de Empresas del sector de las instalaciones y la Energía), Jose María de la Fuente, nos recomienda varias pautas que deben realizarse diariamente. Entre ellas, vigilar el correcto funcionamiento de los aparatos y a los que debemos añadirle una válvula termostática para regular la temperatura de cada estancia, y programadores. Además, revisar la caldera cada dos años.

Otra medida es tener una puerta acorazada ya que, además de la seguridad que supone, en su interior posee aislante de lana de roca y un burlete en cuchilla automática que aisla el frío y el calor. Mientras, en el caso de las ventanas, deben ser de doble acristalamiento y con protección solar según Julián García, director gerente de la empresa especializada en reformas Ruben's Design.

Y en último lugar, Ricardo Martín, profesor del Máster en Energías Renovables y Eficiencia Energética de Udima, nos advierte de la importancia de la orientación de nuestra casa con formas alargadas en el eje norte-sur, con salones y dormitorios con ventanas hacia el sur. Asimismo, los materiales utlizados deben tener alta inercia térmica, y las fachadas deben tener colores claros. En cuanto, al interior de la vivienda nos recomienda que la ventilación no podemos enchufarla más de 5 minutos para no perder el calor interior, purgar los radiadores al inicio de la temporada, programar la calefacción para que se enchufe una hora antes entre otros consejos.

¡Esperamos que os guste y os sirva para estos días fríos!

Fuente: www.abc.es